Madrid

patricia-fernandez Por Patricia Fernandez

05 de octubre de 2012

El renacer del Mercado de San Fernando

El renacer del Mercado de San Fernando

Tradición y originalidad hacen renacer el mercado

Ver todas las noticias de Madrid

Hace mucho tiempo que el Mercado de San Fernando fue el alma del barrio de Lavapiés. Abrió allá por el 1940, tiempos difíciles, pero ni la falta de dinero de la postguerra pudo con él. Tuvo que llegar el siglo XXI y una economía de grandes superficies copiada del sistema americano la que casi derribara el espíritu del barrio. Sobre el 2008, cuando el mercado agonizaba lentamente, el grupo Eroski se interesó por su superficie. Muchos comerciantes esperaban la subvención para poder deshacerse del puesto, pero en el último momento el grupo se echó atrás y casi los arruina.

Ahora, sin saber muy bien el porqué, el Mercado de San Fernando ha renacido gracias al boca a oreja y a la Plataforma en Defensa de los Mercados de Abastos, que animado a montar otro tipo de negocios alternativos.

Así, en el mercado de ahora hay lista de espera para hacerse con un puesto, y conviven puestos de toda la vida con algunos negocios repletos de originalidad, alternativos, modernos o de filosofía ecológica.

Aquí encontramos desde una pescadería que lleva más de 30 años, al lado de una tienda de libros de segunda mano al peso, o una tienda donde se vende verdura, pan, aceite y productos lácteos de producción local cerca de otra dedicada a la venta de cerveza ecológica. No faltan una en la que se venden aceites y vinos a granel, otra que vende fruta ecológica bajo el nombre de La Repera, un estudio de arquitectura sostenible o una mercería de una vecina del barrio que ha decidido invertir el dinero de su jubilación en una nueva tienda de hilos junto a su madre de 80 años.

Nada de productos gourmet, sino apto para la gente del barrio.

Una propuesta alternativa al abarrotado mercado de San Miguel y, sin duda, mucho más económica.

 

Dónde: Calle Embajadores, 41

Publicidad

Publicidad