Restaurante La Musa en Madrid - Calle Costanilla de San Andrés, 12

patricia-fernandez Por Patricia Fernandez

30 de abril de 2012

La Musa de la Latina

La Musa de la Latina

Tapas reinventadas y un local clandestino

Ver todas las noticias de Madrid

El centro de La Latina ha pasado en poco tiempo de ser un lugar de locales con solera y tradición a vivir una segunda juventud. Un reciclado al completo que, poco a poco, está convirtiendo esta zona en una de las más concurridas por artistas y modernillos de fin de semana a los que les gusta dejarse ver. Entre las últimas adquisiciones de la famosa plaza de la Paja se encuentra La Musa, un local dedicado al tapeo, enfocado a un público cosmopolita, que ya tenía una primera sede en Malasaña.

La Musa bebe de sus años de experiencia en su local primogénito que aún sigue en activo. Del mismo estilo que aquel, el espacio de la Latina ofrece una cuidada decoración, obra de Labmatic, con varios ambientes: por un lado una barra para el tapeo informal, a la que acompañan unas cuantas mesas de madera rústica alargadas para compartir, al estilo europeo; mientras que en un lateral, y al lado de un bonito jardín vertical artificial, se ubican unas seis mesas pequeñas para disfrutar de una comida más relajada. En un rincón, una zona de sofás donde tomarse una copa o algunos de sus estupendos cócteles mientras leemos el periódico.

Entre su variada carta encontramos un picoteo contundente donde se lucen especialmente los tomates verdes fritos, y la bomba, una especie de patata rellena de carne que, al contrario de lo que parece, no resulta demasiado pesada. Además encontramos tapas varias como la de jabalí glaseado con alioli de miel y sobrasada mallorquina, ceviche de pescado con puré de batata y maíz frito o bikini de tetilla y lacón con pan de regaliz. Para los más indecisos hay un menú degustación donde podremos probar un poco de todo.

 En esta nueva versión, La Musa ha querido añadir un extra. Se trata de su parte subterránea, donde antiguamente hubo arena de playa, hoy se esconde el Junk Club, un restaurante clandestino de aire vintage, cuya clave secreta para poder entrar solo se conoce haciendo reserva previa.

Platos clásicos reinventados que aseguramos te sorprenderán. Por cierto, hay una estupenda terraza que abre siempre que el tiempo lo permita.

 

Dónde: Costanilla de San Andrés, 12

Tel. 671 541 822

Web. http://www.grupolamusa.com 

Publicidad

Publicidad