Madrid

patricia-fernandez Por Patricia Fernandez

11 de junio de 2012

Café Berlín

Café Berlín

El renacer de un clásico

Ver todas las noticias de Madrid

El prestigio del Café Berlín se convirtió en un referente de la noche madrileña cuando los 80 hacían estragos entre la población juvenil. Fue uno de los primeros clubs de jazz de la capital pero los últimos años, bajo un andamio de las obras de renovación de la plaza de Callao y alrededores, hicieron que el club decayese vertiginosamente y abandonase su lustro viendo como sus sillones y su público envejecían.

Nadie creía en él hasta que el dueño del primer gin-bar que se abrió en la ciudad, el Josealfredo, quiso recuperarlo dando el toque de distinción que se merecía. Ahora el Café Berlín, ubicado sobre la discoteca brasileña Oba Oba, luce butacas de terciopelo, un estupendo escenario y una programación musical que recorre el swing y jazz, además de algunos espectáculos músico-teatrales. La novedad se centra especialmente en su gran barra en la que se sirven tragos fáciles y, cómo no, estupendos gin tonics servidos en copas de balón.

Pero la picaresca madrileña sigue acudiendo a esta sala, cuya decoración art déco sigue haciendo estragos junto con neones y una apertura de puertas que roza el amanecer. Así el Café Berlín sigue ostentando el título de café canalla donde uno cierra la noche como si estuviera en el salón de su casa y busca lingotazos acompañado de músicos que terminaron su faena y malasañeros empedernidos.

Entonces el escenario se convierte en una improvisada pista de baile donde se afanan por deslumbrar algunos profesionales de la noche y algún despistado entre sonidos funky y electrónica.

 

Recomendado al 100%, sobre todo si buscas un rollo diferente.

 

Dónde: Calle Jacometrezo, 4

Cuándo: Hasta las 6 de la madrugada 

Publicidad

Publicidad