Madrid

patricia-fernandez Por Patricia Fernandez

08 de octubre de 2012

El único Vincci Capitol

El único Vincci Capitol

El hotel sobre el cine Capitol

Ver todas las noticias de Madrid

Puede que sea uno de los carteles más representativos de Madrid. A él se agarró Santiago Segura, cargado de pastillas lisérgicas, en la película El día de la Bestia convirtiéndose en una de las imágenes más representativas del cine español. La Plaza de Callao perdería parte de su encanto si no fuera porque las luces que anuncian Schweppes se encienden cada noche. Pero, tras el luminoso, se esconde el Hotel Vicci Capitol, una auténtica joya arquitectónica de la Gran Vía, construida en los años 30, y el único hotel de España que se ha levantado sobre un cine. El edificio también fue conocido como edificio Carrión, proyectado por Luis Feduchi y Vicente Eced, y supone un símbolo de la arquitectura civil madrileña Art Decó

El cartel se colocó con el objetivo de dar a la Plaza de Callao la esencia que ya destilaban otras plazas como la de Timesquare, y convertir la calle en una especie de Broodway madrileño donde se ofrecían los mejores espectáculos musicales y no faltaban los estrenos de cine con alfombra roja incluida. Dicen que su luz no molesta a los clientes que duermen en las habitaciones que se encuentran tras él y que, por el contrario, muchos son los que buscan el refugio de su luminoso porque aporta un ambiente especial a la habitación.

Allá por los años 30, fue el edificio más alto de España y uno de los más populares, ya que fue el primero que se construyó con vigas de cemento en vez de madera, además de ser el primero que tuvo aire acondicionado, con lo que no faltaron curiosos y oportunistas que se colaban en las calurosas tardes del agosto madrileño para beneficiarse de la buena temperatura de su interior.

De aquellos tiempos todavía pueden contemplarse muchos detalles en su estructura y en su decoración, como la estupenda barra de cobre que se encuentra en el bar del hotel o uno de los proyectores de cine de los años 30 que se encontró tabicado en el hotel porque pesaba tanto que no podían moverlo. En la actualidad es un hotel de cuatro estrellas recuperado con una decoración moderna y con gusto que va a la perfección con el estilo del hotel. Recientemente se han incorporado tres nuevas habitaciones, a las 133 que ya había, decoradas por la arquitecta Judith López con mobiliario vanguardista de referencia cinéfila, ya que una de sus peculiaridades es que el hotel comunica directamente con el cine Capitol por una puerta interior y su patio de de luces acoge las butacas del emblemático cine.

Desde sus habitaciones se contempla una de las mejores vistas de la Gran Vía y su estupenda azotea, en la que uno puede tomarse una copa a media tarde, ofrece uno de los mejores anocheceres de la capital. Desde allí, Antonio López pintó la conocida calle en uno de sus cuadros, y no faltan clientes que solicitan subir la noche de fin de año para poder contemplar las campanadas de la Puerta del Sol con una vista privilegiada.

 

Dónde: Calle Gran Vía, 41

Tel. 91 521 83 91

Precio medio: 100 €

Web. http://www.vinccihoteles.com/

Publicidad

Publicidad