Madrid

patricia-fernandez Por Patricia Fernandez

06 de agosto de 2012

Playas de agua dulce

Playas de agua dulce

Una ruta nos muestra las piscinas naturales de la Comunidad de Madrid

Ver todas las noticias de Madrid

¿Quién dijo que en Madrid no hay playa?, y no sólo una, sino más de una decena que se encuentran repartidas por toda la Comunidad, eso sí, no esperéis encontrar la típica playa de arena fina donde no te cabe ni la toalla, ni un mar repleto de olas, las playas de Madrid son de agua dulce, tienen césped y podemos reservar un rincón solitario en el que nadie nos moleste. Claro que siempre hay excepciones y algunas cuentan con arena, toallas, sombrillas e incluso, motos de agua.

En Aranjuez, la entrada tranquila del Tajo ha formado una pequeña playa sin apenas profundidad perfecta para los niños, La Pavera. Está preparada con mesas, papeleras y aparcamiento.

La Pavera

A 60 km de Madrid capital, en la localidad de Cercedilla, en el Valle de la Fuenfría, el curso del Arroyo de la Venta, antes de convertirse en el río Guadarrama, dibuja unas pequeñas pozas a modo de piscinas naturales que están totalmente acondicionadas para el baño. Conocidas como Las Dehesas, se encuentran tratadas con cloro y poseen instalaciones de todo tipo como quiosco de información, aparcamiento, mesas y fuentes. Además es un excelente punto de partida para los amantes del senderismo ya que desde allí se abren innumerables rutas para conocer esta sierra. Hay que pagar un precio de unos 5 € por adulto y 3 por niño.

Las Dehesas

También en Cercedilla encontramos otras dos piscinas naturales. Las Berceas. Se encuentra rodeada de un gran pinar acondicionado con bancos, una amplia pradera de césped, mesas de madera y un parque de aventura con tirolinas y puentes de cuerda sobre los árboles de diversa dificultad ideal para los niños. Su precio oscila entre los 5 € para adultos, entre semana, y los 3,20 € por niño.

Las Berceas

En la cuenca alta del Manzanares, la zona de baño natural de Canencia, muy cerca del pueblo, es una pequeña represa del arroyo de Canencia se ha adaptado un lugar para bañistas con mesas, fuentes y juegos infantiles, totalmente gratuita. En San Martín de Valdeiglesias, en la cuenca del río Alberche se encuentra el único embalse acondicionado para el baño en la Comunidad de Madrid, se trata del Pantano de San Juan. Ofrece 14 km de playas, además también es el único donde se pueden utilizar embarcaciones a motor para deportes acuáticos y, en las calas más escondidas, se puede hacer nudismo.

En la misma cuenca del Alberche, la zona recreativa de La lancha del Yelmo, cerca de la Sierra de Gredos, hay una piscina natural para el baño y para actividades deportivas como la vela, el remo, la pesca, la bicicleta o la escalada. Tanto el pantano de San Juan como la Lancha del Yelmo tienen entrada gratuita.

La Lancha del Yelmo

Pero el río Alberche da para mucho, ya que el embalse de Picadas es otra de los baños naturales que se nutren de él. Allí te puedes bañar entre árboles, es de acceso gratuito y cuenta con una zona recreativa con barbacoas y mesas.

Embalse de Picadas

Otras de las opciones es ir a Lozoya, allí podrás disfrutar de las pozas del Jarama, de acceso gratuito. Tienen diferentes profundidades y los alrededores ofrecen espectaculares paisajes naturales. Mucho menos acondicionada y en un estado casi salvaje, no podrás creer que estás a tan sólo 80 km de Madrid, es un lugar perfecto para olvidarse del calor y del ajetreo de la ciudad. A pocos kilómetros, en Lozoyuela, Las Presillas de Rascafría, sobre el Lozoya, se encuentran a los pies de la sierra de Guadarrama. Son gratuitas pero cuenta con instalaciones básicas como césped, aseos y quioscos.

Las Presillas de Rascafría

Pero si lo que buscas es algo más auténtico y solitario, pasando las Presillas se encuentra un lugar mucho más recóndito en el que poder disfrutar entre pinos, fresnos y robles, se llama la Cascada del Purgatorio y merece la pena darse la caminata para poder verla.

La Cascada del Purgatorio

También en Rascafría La Isla, se encuentra formada por una pequeña presa del Lozoya. Cuenta con instalaciones de parking, mesas, aseos y quiosco.

La Isla

Buitrago de Lozoya, cuenta con el área del río Sequillo, son de las piscinas más preparadas para los bañistas ya que cuenta con instalaciones deportivas, agua clorada, restaurante y una amplia red de senderos en los alrededores. Para acceder a las instalaciones hay que pagar entre 3 € por adulto y 1,50 € por niño. En Puebla de la Sierra, el río del mismo nombre se nutre de multitud de arroyos, muchos de ellos secos durante el verano, pero que a la altura de Torrelaguna, han formado pequeñas pozas también conocidas como las Pozas del Berrueco. El acceso es gratuito a la mayoría de ellas.

En Horcajo de la Sierra, muy cerca del robledal de La Tejera, el arroyo Madarquillos forma una represa apta para el baño que cuenta con un área recreativa totalmente gratuita.

La Tejera

Pero si lo que buscamos es una verdadera playa con agua salada y un largo paseo de arena fina alrededor, sólo tenemos que acercarnos a Parla, dispone de sombrillas, dos merenderos y un parque infantil. Está pensada para el chapoteo porque apenas cubre pero cuenta con un tobogán gigante pensado para los más pequeños, eso sí, esta vez son totalmente artificiales, Madrid no da para tanto.

Publicidad

Publicidad